Con el Club de la Milanesa como escenario, una vez más, Botines Solidarios despidió un 2018 en el que no faltaron los desafíos económicos y deportivos, pero donde sobraron las ganas y las energías para continuar generando valores a través del deporte. En el mismo, despedimos a un gran compañero que, durante ocho años, formó parte de la ONG: Luqui.

El quinto After Social de Botines Solidarios en el 2018 fue utilizado como la cena de fin de año de la organización, así como la despedida de Lucas Morales, compañero que ingresó en 2010 y, tras ocho años de una enorme labor, decidió dejar atrás esta etapa, para comenzar una nueva.

Fue por ello que, si bien la noche en el Club se utilizó para la recaudación de fondos (se recaudaron cerca de $25.000), se vivió una emocionante noche en la que varios referentes (y exreferentes) de Botines Solidarios aprovecharon el momento para brindar unas palabras.

Por su parte, Luqui contó su historia: “Nací, me crié y vivo en la Villa 31; y soy testigo y protagonista de lo que el deporte logra en los barrios. Lo que fueron espacios de peleas constantes, se convirtieron en lugares donde los integrantes de los barrios cambian y toman mejores decisiones”, contó.

Una vez más, el Club de la Milanesa cedió el espacio, y a la vez donó los menúes y la cerveza, lo que facilitó en la recaudación. Por su parte, quienes también fueron protagonistas de la noche, fueron cuatro de los integrantes de la banda Pichicho, que se acercaron desde La Plata, ad honorem, para acompañar musicalmente.

Desde Botines Solidarios queremos agradecer a todos y todas las personas antes mencionadas, y en especial a quienes desinteresadamente se acercaron a colaborar. Un saludo especial para el grupo de integrantes voluntarios del staff de la ONG, que día a día acompañan para construir una sociedad mejor.

 + Les compartimos imágnes de Camila Tortarolo:

SpanishEnglishFrenchJapanesePortuguese