• mayo

    13

    2016
  • 563
  • 0
Tackle a los prejuicios y kick off a la inclusión

Tackle a los prejuicios y kick off a la inclusión

Semánticamente, en el deporte ovalado, “integridad” está estrechamente relacionada con el rugby social y la necesidad de inculcar los valores del deporte en niños en situaciones de vulnerabilidad. Sin embargo, la integración al juego de la guinda, es algo que desde hace años vienen buscando las mujeres que, a través de su fuerza, han alcanzado un crecimiento vertiginoso, pero solo una inserción parcial.

La actuación de Los Pumas en el Mundial de Francia 2007 marcó, definitivamente, un antes y un después en el rugby argentino. El tercer puesto, la fortaleza del seleccionado y la transmisión en la televisión pública de manera gratuita a todo el país generaron un cambio de paradigma. Sin dudas, los chicos comenzaron a mirar al deporte con otros ojos. Pero, los más niños, no fueron los únicos que se vieron involucrados en este afán: las mujeres también se animaron a demostrar que la ovalada no es solo para hombres.

Desde allí en adelante, el crecimiento fue constante. Con sus propias armas y ante un contexto machista pese a los valores que transmite el rugby, los clubes, fundamentalmente en el Interior del país, comenzaron a verse habitados por chicas con protectores bucales, rodilleras y cascos para amortiguar los golpes.

Fue así que, a través del ascenso paulatino, la UAR proporcionó un programa de competición, donde hay ocho regiones, y cada una está conformada por dos o tres uniones. En cada región se juega el torneo regional, aparte de del certamen provincial que tienen algunas uniones con muchos equipos. Después se hace un torneo nacional donde se clasifican el primero y el segundo de esas ocho regiones, juntando los 16 mejores equipos del país.

Además, a nivel sudamericano, quien más entrenadoras tiene es Argentina, con un registro de 173 para su población activa de 2,130 jugadoras. Estas entrenadoras representan el 45% del total de la región. Además posee 14 árbitras.

El continente es liderado por Brasil que tiene 2,567 jugadores y la mayor tradición del rugby femenino de Sudamérica Rugby. Además de haber representado a la región en los dos últimos mundiales, de haber ganado de forma invicta cada uno de los Campeonatos Sudamericanos a la fecha, serán las chicas brasileñas las anfitrionas cuando entre el 6 y 8 de agosto se juegue en Río de Janeiro al rugby sevens en su regreso a los Juegos Olímpicos.

Argentina y Venezuela, buscarán un lugar a través del torneo de repechaje que se jugará en Dublín. Se pondrá en juego la última plaza disponible.

Una de las particularidades pasa por Perú. Si bien es un país con poca historia en el mundo ovalado, con 2800 deportistas activas lidera en cuanto a las jugadoras que practican con continuidad el deporte.

Los datos lo demuestran: el crecimiento del rugby femenino está experimentando números récords y, si bien todavía resta trabajar socialmente para una inclusión total, las mujeres siguen dando que hablar y e intentan instalarse en este juego para quedarse.

Fuente: los datos fueron extraídos de Sudamérica Rugby.

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en el plazo de 24 horas.

Cancelar respuesta
Ultimas noticias
Mas vistos
[