• agosto

    4

    2017
  • 220
  • 0
Cuando ayudar es divertido y se multiplica

Cuando ayudar es divertido y se multiplica

Este jueves, en la segunda etapa de la jornada de “arreglar los palos donados”, el equipo de voluntarios de Botines Solidarios se juntó en la oficina y, entre risas, mates y charlas de la realidad social del país, recicló 70 palos que son, en definitiva, 70 nuevas oportunidades en los barrios de mayor vulnerabilidad social.

“Pequeñas personas, en pequeños lugares, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”, recitaba Eduardo Galeano en televisión uruguaya, leyendo fragmentos de uno de sus libros. Y en esta historia de “Patas arriba, la historia del mundo del revés”, Botines Solidarios sigue buscando generar pequeños cambios en vastos sectores marginados socialmente, para generar nuevas alternativas.

Para ello, nadie más fundamentales que los voluntarios de la ONG que, desinteresadamente, brindan lo más sagrado de una persona, su tiempo, para colaborar y darle forma a la misión: “más niños jugando, menos niños en las calles”.

En ese contexto, ayer, Cami, Flor, Manu, Sofi, Germán, Luqui y Mati, arreglaron 70 palos reclutados de las donaciones realizadas en el mes de junio: encintado, grips improvisados y toda la magia para que cada vez más chicos y chicas de Cildañez, Barracas, Piletones, Lugano, Villas 20, 21-24 y Suipacha (Pcia de Buenos Aires), puedan seguir creciendo junto al hockey.

¿Querés sumarte? Escribinos a voluntarios@botines-solidarios.org.ar

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en el plazo de 24 horas.

Cancelar respuesta
Ultimas noticias
Mas vistos
[