• agosto

    18

    2015
  • 585
  • 0

La historia de Barrios Unidos del Sur Rugby y Hockey Club

La cultura de los barrios suele caracterizarse por la rivalidad territorial. Los lugares urbanos se definen con límites marcados entre los de acá y los de allá, generando disputas que llegan a enfrentamientos por cruzar una línea de frontera imaginaria. Sin embargo, a través del deporte, con el rugby y el hockey como herramienta, estas fronteras pudieron superarse y fueron los chicos jugadores sus protagonistas.

Hablamos de Barrios Unidos del Sur, o BUS como suelen referirse sus miembros de manera sintética. BUS es un equipo de rugby y hockey formado por chicos y chicas de entre 7 y 20 años que encontraron fortaleza en unir a los barrios, cuando su contexto les dijo durante toda su vida que eran rivales.

Todo surgió desde el programa Rugby y Hockey en los Barrios, desarrollado por Botines Solidarios junto a Fundación DAD desde el 2011 en barrios populares del sur de Capital Federal. De allí el nombre en referencia a los Barrios Unidos del Sur cuyo logo fue diseñado y dibujado por los mismos jugadores con la intención de que pueda expresar la unión de los 6 barrios: Nágera, Cildañez, Barracas, Soldati, Piletones, Ciudad Oculta y Lugano.

BUS 1En principio la propuesta del programa era que cada barrio tenga su equipo y con el paso del tiempo se vayan desarrollando por separado. Como parte de este rumbo inicial, todos los sábados se desarrollaban encuentros en Parque Roca donde jugaban entre ellos. Manuel Martínez, de 19 años y jugador de BUS, forma parte del proyecto desde 2013 en Cildañez y cuenta: “Había un poco de pica entre todos, cada barrios estaba por su parte” en referencia a los primeros encuentros.

Sin embargo pasaron los fines de semana y la desconfianza, la mirada de reojo que había entre cada grupo se fue dejando de lado y empezaron a disfrutar de a poco la compañía de jugar juntos e ir forjando lazos de amistad. “La idea es formar una institución, tener nuestros colores, un lugar que es nuestro” continúa contando Manuel, “Tampoco lo queremos regalado, queremos saber luchar por lo que es nuestro y gestarlo entre nosotros” aclara el joven participante del proyecto.

El día fundacional se puede remontar al día tres de Julio de 2014, cuando fueron invitados a jugar contra el equipo del colegio Michael Ham, ubicado en Nordelta. Ahí surgió la idea de que si presentaban un mismo equipo, reforzado por jugadores de todos los barrios, iban a hacer un mejor papel que si jugaban por separado. La propuesta sedujo a los chicos e inmediatamente surgió el tema de la identidad. Se pusieron a pensar un nombre y a todos les gustó: Barrios Unidos del Sur.

A partir de ese día decidieron que cada vez que fuesen a jugar ante otros equipos ellos serían el BUS, un colectivo de rugby y hockey en el que viajan a donde el deporte los lleve. Los lazos de amistad unen al equipo y lo hacen crecer día a día con el sueño de ser un día un club, el club de rugby de los barrios del sur.

Ultimas noticias
Mas vistos
[